Avandaro y la censura al rock mexicano

Spread the love

Avándaro, también conocido como el Festival de Rock y Ruedas de Avándaro, fue un evento histórico en la historia del rock en México. Se llevó a cabo el 11 de septiembre de 1971 en la localidad de Avándaro, en el estado de Estado de México. Fue considerado el primer festival de rock en México y congregó a miles de jóvenes entusiastas de la música.

El festival contó con la participación de numerosas bandas de rock y artistas destacados de la época, incluyendo El Tri, Three Souls in My Mind (posteriormente conocidos como El Tri), La Revolución de Emiliano Zapata, Peace and Love, entre otros. Durante el evento, se presentaron estilos de música diversos, desde el rock y el blues hasta el folk y el jazz.

Sin embargo, la magnitud del festival y la actitud rebelde y contracultural de los asistentes provocaron una reacción negativa por parte del gobierno mexicano. Después de Avándaro, el gobierno decidió reaccionar prohibiendo y censurando el rock en México. Esta medida fue parte de una estrategia para controlar y restringir la creciente influencia cultural y política que el rock y su comunidad estaban teniendo en el país.

La prohibición del rock en México fue una medida represiva que limitó la difusión de la música rock en los medios de comunicación, restringió la organización de conciertos y festivales, e incluso llevó al arresto de músicos y la clausura de establecimientos que promovían este género musical.

A pesar de la prohibición, la escena del rock en México continuó luchando y evolucionando. A lo largo de los años, el rock se mantuvo como una forma de expresión importante para los jóvenes y una plataforma para la crítica social y política.

En resumen, Avándaro fue el primer festival de rock en México en 1971 y tuvo un impacto significativo en la música y la cultura del país. Sin embargo, la reacción negativa del gobierno llevó a la prohibición y censura del rock en México. A pesar de estas restricciones, la escena del rock continuó creciendo y evolucionando, manteniendo su importancia como una forma de expresión y resistencia para la juventud mexicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *