¡Conoce los Humedales de Tláhuac! Un respiro de aire fresco en la CDMX

Spread the love

La Ciudad de México, conocida por su bullicio y agitada vida urbana, esconde verdaderos tesoros naturales que nos invitan a tomar un respiro. Uno de estos tesoros es el recién rehabilitado Humedal de Tláhuac, un oasis de biodiversidad que contribuye a elevar la ecología urbana. En este reportaje, te invitamos a descubrir la belleza y la importancia de estos humedales restaurados.

 

Rescate de los humedales en Tláhuac

Los humedales de Tláhuac, ubicados en la Ciudad de México, son mucho más que un lugar pintoresco. Estos ecosistemas cumplen un papel fundamental al liberar oxígeno, equilibrar la contaminación y mejorar la ecología urbana. Es por ello que existe el Comité Nacional de Humedales (CNH), una institución creada en 2004 con el objetivo de coordinar la conservación de los humedales en la CDMX y el país. Estos sitios son de gran importancia internacional, albergando aves acuáticas y especies de flora y fauna, muchas de ellas endémicas.

 

El CNH se ha convertido en una instancia de consulta, apoyo y asesoría para la protección de estos ecosistemas. Un equipo interdisciplinario trabaja en la revisión de los humedales de todo el territorio nacional, con la orientación de expertos y de instituciones federales del sector ambiental. Además, cuentan con el apoyo de organizaciones de la sociedad civil y la academia.

 

Hoy en día, los humedales de la zona de Xochimilco han logrado devolver la vida salvaje a un área que anteriormente fue afectada por la construcción de un puente de seis carriles.

 

Actividades en los humedales

Si bien los humedales no son lugares para nadar o acampar, ofrecen una variedad de actividades que te permiten disfrutar de la naturaleza de manera responsable:

 

Observación de aves: Los humedales de Tláhuac son un paraíso para los amantes de la observación de aves. Aquí podrás avistar pelícanos, patos, garzas y muchas otras especies mientras paseas por los alrededores del Lago de los Reyes.

 

Recorrido por el Bosque de Tláhuac: Este espacio cuenta con un lago artificial y áreas naturales para explorar. Además, encontrarás juegos infantiles y canchas deportivas para disfrutar en familia.

 

Corredor biocultural «La Brecha»: Se trata de un área restaurada de aproximadamente 5.5 hectáreas con zonas verdes, entretenimiento, ciclopistas y canchas de básquetbol. Este lugar se encuentra cerca del Bosque de Tláhuac y ofrece un ambiente único para la recreación.

 

Los Humedales de Tláhuac son un tesoro escondido en la Ciudad de México que nos recuerda la importancia de conservar la biodiversidad en entornos urbanos. Al visitar estos espacios, no solo disfrutarás de un respiro de aire fresco, sino que también contribuirás a la preservación de un ecosistema vital. ¡Anímate a explorar este rincón de la ecología urbana en la CDMX!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *